Manifiesto

LA MÚSICA ES UN TRABAJO Y EL MÚSICO UN TRABAJADOR

El músico es un trabajador que desempeña su actividad en condiciones precarias que rozan, muchas veces, la falta de dignidad y el respeto mínimos que merece cualquier ciudadano en el ejercicio de su trabajo.
 
La inmensa mayoría de los músicos no reciben un salario justo a cambio de las horas trabajadas, no tienen vacaciones, no se les reconoce la antigüedad, tienen que tocar en espacios y ambientes en los que las condiciones de salubridad, higiene y seguridad no son respetadas y, tampoco, cotizan a la Seguridad Social. Muchas veces no les pagan su trabajo una vez terminado o se ven obligados a pagar para poder tocar y, a menudo, las condiciones en las que fue establecida su actuación son ignoradas. Esta cadena de problemas afecta a todos los músicos, independientemente de cual sea su género o condición, a lo largo de toda su carrera.
 
Por eso afirmamos que el músico es un trabajador explotado y que su situación propiciauna importante economía sumergida que afecta también, directa e indirectamente, a otros sectores económicos, a la Seguridad Social y a la Hacienda Pública.
 
La mayor parte de los músicos trabajan tocando, lo que en general supone que deben compartir esta actividad con otras para poder alcanzar cada mes unas cantidades mínimas que les aseguren una subsistencia digna, para ellos y sus familias. La gran mayoría no tiene el privilegio de poder escribir, componer, grabar, producir o realizar alguna actividad empresarial relacionada con la música y la cultura pues son pocos los afortunados que disfrutan de alguna de estas virtudes.
 
Ha llegado el momento de cambiar esta grave situación. Para lograrlo, los músicos que viven y trabajan en Canarias se han unido en organizaciones que trabajan, ya, a lo largo de todo el Archipiélago para resolver, en primer lugar, sus problemas laborales y sociales. Como primera medida, han planteado al Gobierno canario que apoye la creación de unidades de gestión administrativa, como las que funcionan en otras Comunidades Autónomas, dedicadas a asesorar a los músicos y a realizar la facturación y la correspondiente cotización a la Seguridad Social en sus trabajos.
 
Que el Gobierno canario apoye el inicio e impulso de esta medida redundará en beneficio de la vida laboral de los músicos, en la calidad de sus trabajos y en la promoción y difusión de la música, hecha e interpretada en Canarias, en el Archipiélago y fuera de las Islas. Esta medida contribuirá, también, a que mejore el presente y el futuro de los músicos más jóvenes y de los músicos extranjeros que llegan a Canarias a trabajar y que enriquecen con su cultura nuestras músicas.
 
Por todo ello, los músicos; artistas, creadores y organizaciones firmantes:
 

 
Firman: Armando Capote, Braulio García, Caco Senante, Elfidio Alonso, Elvio Medina, Fernando; Juanjo y Polo Ortí, Florencio Bethencourt, Gilberto Martín, Gregorio Tavío, Guillermo Albelo, J.J. Falcón Sanabria, Javier Albelo, Juan Belda, Los Sabandeños, Manuel González y Olga Cerpa (Mestisay), Mayin Ferrer, Miguel Alfonso, Patricia Kraus, Sixto Armas, Totoyo Millares y 100 músicos más.
 
La Coalición ¡Por los derechos de los músicos en Canarias ya! es integrada por la Asociación de Músicos, Compositores y Autores Canarios (Asmúsica) y la Unión de Músicos de Canarias (Umca).
 
La Coalición es apoyada por: UNIÓN GENERAL DE TRABAJADORES (UGT – GRAN CANARIA) y la RED DE ORGANIZACIONES DE AUTORES E INTÉRPRETES DE MUSICA (ROAIM)


En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info